Alergias e Infecciones Provocadas por el Maquillaje de Ojos

El maquillaje en los ojos resulta un problema para muchas mujeres que por más que quieran, no pueden utilizarlo porque tienen alergias o les causa infecciones. Cuando se tiene tendencia a las reacciones alérgicas, es conveniente tener cuidado a la hora de maquillarse ya que muchos productos pueden ser perjudiciales para la alergia.

Las sombras suelen tener colorantes que pueden irritar los ojos y provocar alergias. Las alergias e infecciones por maquillaje pueden manifestarse de diversas maneras y no hace falta tener una infección severa para empezar a preocuparse por el efecto negativo que el maquillaje está teniendo sobre nuestros ojos. El enrojecimiento, lagrimeo, picazón y sensación constante de cansancio en los ojos, pueden ser síntoma de que se padece alergia al maquillaje. En estos casos, es conveniente enjuagar con agua abundante sin restregar el ojo, ya que si se frota, puede ser peor. Si el maquillaje empieza a molestar y provocar escozor, siempre es mejor quitárselo y quedarse desmaquillada antes que esperar a que éste provoque una reacción alérgica. Lo más importante a tener en cuenta en estos casos es que a pesar del escozor o el cansancio que se sienta en los ojos, nunca hay que frotarlos, ya que al hacerlo, las mismas partículas de maquillaje que están molestando, podrían ocasionar una úlcera en el ojo.

Cuando se tiene tendencia a tener alergia, es importante no innovar con demasiados maquillajes nuevos. Como mucho, se puede ir probando poco a poco y en lugares en los que una se los pueda quitar al mínimo síntoma de alergia. Para estos casos en que se sufre de alergias recurrentes, existen cosméticos hipoalergénicos.

Para evitar alergias e infecciones, hay que tener en cuenta que una mujer debe quitarse el maquillaje siempre antes de irse a dormir. En cuanto a los productos, es conveniente cambiarlos con regularidad. La máscara para pestañas es el cosmético que mas infecciones puede provocar, por lo que es conveniente renovarlo cada 3 ó 4 meses después de abierto, ya que podría albergar bacterias que podrían producir infecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *